Voyage fantastique (Parte I)

mayo 22, 2007

ritalin.jpg

Siempre he pensado que los más inteligentes tienen cierta capacidad de desatención con respecto a lo cotidiano, las rutinas, la bulla de la calle, las conversaciones de ascensor, el tráfico, la gente caminando, las colas de los cines. Estas personas tienen además un don especial, otra capacidad innata asociada a la poca atención hacia detalles minusiosos -esos que tienen mucha relevancia para un profesor de primaria afanado en mostrar cómo se conjugan los verbos o para un padre enseñando a su hijo cómo construir un rompecabezas-: volar con la mente. Lamentablemente no todos somos tan normales, es por eso que los más inteligentes no entienden lo cotidiano como la mayoría y logran un nivel de enfoque diferente, alejándose de la “simple” realidad con pensamientos más estimulantes.

Cuatro de cada cien niños sufren de un desorden de desarrollo llamado Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o ADD, por sus siglas en inglés. La explicación científica se asocia a una deficiente acción reguladora de ciertos neurotransmisores de carácter adrenérgico y a la serotonina, controlador de los impulsos. La explicación práctica tiene mucha relación con mi postulado sobre la gente más inteligente. De alguna manera, los niños con TDAH logran desarrollar niveles de creatividad superlativa que a mi entender resulta de su capacidad de desatención, para luego enfocarse en lo que realmente les interesa, en el campo mental donde se sienten más cómodos. Volando con libertad. Aún siendo ese campo la nada misma, es donde sus mentes pueden lograr en ellos un nivel de paz que el cerebro del común mortal no podría en situaciones normales.

Dos de mis sobrinos tienen TDAH, y ambos son muy inteligentes en diversos campos. A uno le gustan mucho los cursos de letras, escribe muy bien en inglés y castellano. El segundo de ellos es muy bueno en matemáticas y con la guitarra del Playstation (tiene una habilidad manual extraordinaria). De muy niños, recuerdo al primero como muy hiperactivo y al segundo como el que se sentaba en las esquinas mirando hacia la pared sin hacer nada más que mirar la pared. Hoy ambos son niños Ritalin.

Ritalin es un psicoestimulante prescrito para el tratamiento de niños con TDAH. Explicaciones científicas al margen, lo que recuerdo de mis sobrinos luego de usar este producto es una impresionante capacidad de enfoque en sus responsabilidades cotidianas, especialmente en tareas de colegio o preparación para exámenes. El efecto dura unas cuatro horas y es realmente sorprendente (aunque ahora hay una variante que dura ocho horas).

Albert Einstein, Kurt Cobain, Leonardo da Vinci, Thomas Edison, y muchos otros genios tuvieron TDAH. ¿Será esto suficiente como para pensar en una correlación entre una inteligencia superior y el transtorno en mención? Quien sabe. Lo cierto es que tanto ellos como mis sobrinos tienen en común el poder desprenderse de la realidad aburrida y enfocarse en lo que verdaderamente llama su atención. Llegó el Ritalin y el enfoque fue aún mayor, con la limitación de capitalizar el efecto en cumplir con exigencias del día a día y no necesariamente en lo que dictaba su creatividad, algo que quizá tornaba la situación un tanto aburrida (quizá digo).

Hace unos días conseguí dos pastillas de Ritalin (algo muy difícil por cierto, se necesita un permiso especial). Después de pensarlo bien, he decidido probarlas -junto con una lindísima cómplice- para descubrir los secretos de ese superpoder de enfoque mental. Esta vez no habrá límites ni responsabilidades porque sencillamente quiero sentir por unos instantes la misma libertad de pensamiento que tuvieron Da Vinci o Einstein. Que fluya la creatividad.

Anuncios

7 comentarios to “Voyage fantastique (Parte I)”


  1. Espero tu enfoque acerca de ello. Relajate y deja que lo demas lo haga el Ritalin, jejeje.

    Slaudos.

  2. Nina Says:

    Como una madre que tiene un hijo “Ritalin”, muchas veces he observado sintomas que mencionas. Pero también es importante recalcar que sin este tipo de medicinas el niño también sufre bastante en diversos ambitos durante su crecimiento y desarollo.

    PD: El hecho que conseguir Ritalin sea tan dificil, tiene una razón bastante clara, en los Estados Unidos por ejemplo el Ritalin se ha convertido en una droga usada por adultos con otros fines y en los que la droga causa otros efectos que aquellos recibidos por niños “Ritalin”. Asi que buena suerte con la experimentacion pero cuidaooooo.

  3. peregrino Says:

    Jajajaja quedamos en que nada químico, el tema es la naturaleza señor, jajajajajaja, si no de ahí pasamos al X y otras cosas con sellitos en la parte de arriba de las pastillas.

    En todo caso, en buenahora por la buena compañía, todos sabemos que “flying solo” no es la mejor alternativa…. volar acompañado es mucho mejor.

    Nos leemos.

  4. alfredo Says:

    nooooooooooooooooooooo

    a ver si el resultado es reventar el blog a posts?

    puede ser?

  5. Jimena Says:

    Wow que interesante viaje vas a tener, yo también quiero

  6. Javo70 Says:

    Como te fue con el RITALIN

  7. carmen Says:

    mi hijo tiene 9 anos y desde que toma Ritalin bajo en su rendimiento escolar, es ritalin los dana el sigue siendo muy inquieto pero subio en colegio ahora que ya decidi quitarle el ritalin. A el de diagnosticaron deficit de atencion a ls 7 anos el dice gracias mama por que me quitaste ese medicamento que solo me hacia sentir tonto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: