Archive for mayo, 2007

Maratón

mayo 30, 2007

Finalmente llegó el día, y creo haberme preparado lo suficiente. Ya no hay vuelta atrás. Tres meses a dieta televisiva restringida (sin Cable ni señal abierta), sólo algunos episodios de LOST y Heroes en DVD y unos tantos conciertos repetidos hasta el cansancio (de mis vecinos porque a mí me siguen fascinando). Tiempo promedio diario frente al televisor en los últimos meses: menos de 15 minutos.

Hoy la distancia será bastante más larga: siete películas en DVD sin parar (gracias Isa por el préstamo). Mis proviciones serán dos almohadas, un edredón, dos controles remotos (TV y DVD), una taza de té o café y algún acompañamiento dulce (¿tres leches?).

El recorrido a continuación:   

– La Mala Educación (2004). 
– Walk the Line (2005).
– Thank You for Smoking (2005).
– Scoop (2006).
– Little Children (2006).
– Notes on a Scandal (2006).
– Hannibal Rising (2007).

No se por cuál empezar. Lo cierto es que ya es hora de largar.

Los veo en la meta.

Anuncios

¡Bachi-bozuks de los Cárpatos, ectoplasmas, anacolutos!

mayo 28, 2007

haddock.jpg

El mundo de los comics ha engendrado muchísimos heroes y antihéroes a lo largo de su historia, siendo los más famosos sin duda los de Marvel Comics. En nuestro caso, la historias de Batman, Superman, El Hombre Araña, Linterna Verde y tantos más llegaban bajo el sello de Editorial Novaro (EN). Cuando yo tenía poco menos de diez años iba todos los domingos al kiosko de revistas -que sigue existiendo en el mismo lugar, por cierto- a comprar el periódico y todos los “chistes” que podía, estos últimos siempre con el mismo sello editorial.

Si algo llamaba mi atención, además de las historias per se, eran las expresiones que soltaban los distintos personajes. Leer exclamaciones como caracoles, cáspita, recórcholis, rayos, repámpanos, truenos y centellas o zambomba era cosa de todos los días. Mi inocente entusiasmo de entonces aún ocultaba mi capacidad crítica hacia tamaña ridiculez. Poco faltaba para leer de boca de Superman o Batman las condoritescas “exijo una explicación”“reflauta”. Creo que eso sí hubiese sido demasiado.

Con los años, mi pasión por las historietas tradicionales cambió -felizmente- y terminé engullendo textos y tiras de Las Aventuras de Tintín de manera adictiva. Además de las aventuras estilo Indiana Jones, lo que me fascina hasta ahora es la personalidad tan bien lograda de cada uno de los personajes del mundo de Tintín. Uno de ellos resaltaba por su nobleza, mal humor, explosividad, informalidad de marino mercante y especialmente por su capacidad de insultar: El Capitán Haddock, desde mi punto de vista el más grande insultador de la historia del comic.

A continuación, una recopilación de los insultos del gran Haddock:

Acaparador, alborciador, alborotador, alcornoque, ametrallador con babero, anacoluto, analfabeto, analfabeto diplomado, anfitrión, animal, antipático, antracita, antropófago, antropopiteco, apache, aprendiz de dictador a la nuez de coco, archipámpano, arlequín, arrapiezo, asno, Atila de guardarropía, atontao, atropellador, autócrata, avasallador, azteca, bachi-bozuk, bachi-bozuk de los Cárpatos, basura, bandido, bárbaro, bastardo, bebe-sin-sed, beduino, beduino interplanetario, bergante, berzotas, bestia, bibéndum, bicharraco, bicho con plumas, borrachín, borracho, borrico, bribón, brontosaurio escapado de la prehistoria, bruto, bruto sombrío, bulldozer a reacción, burgués, cabeza de mula, cafre, calabacín, calabacín diplomado, canaca, canalla, caníbal, cantamañanas, carcamal, carne de horca, catacresis, cataplasma, ceporro, cercopiteco, chafalotodo, chalao, charlatán, chuc-chuc, chupatintas, cianuro, ciclón ambulante, ciclotrón, cobarde, cochino, coleóptero, cólera, coloquíntido, coloquinto, coloquinto de grasa de antracita, condenado, corderito, cordero mal peinado, corsario, cotorra charlatana, cow-boy del volante, cretino, cretino de los Alpes, cretino de los Balcanes, criminal, cromagnon, cucaracha, Cyrano de cuatro patas, desalmado, descamisado, desgraciado, desharrapado, dinamitero, diplodocus, doríforo, ectoplasma, egoísta, embustero, emplasto, endemoniado bazar de…, energúmeno, equilibrista, esclavista, escorpión, espantajo, espantapájaros, esperpento gigante, esquizofrénico, estropajo, estúpido, extracto de hidrocarburo, fanfarrón, fantasma, Fátima de baratillo, fenómeno de truenos y relámpagos, filibustero, filoxera, flebotoma, forzudo, galápago, gamberro, ganapán, gángster, giróscopo, gitano, gordinflón, gran fariseo, granuja, grotesco polichinela, grumetillo, grumetillo del diablo, gusano, herético, hidrocarburo, holgazán, iconoclasta, idiota, imbécil, inca de carnaval, indio, individualista, infame, infeliz, insecto,invertebrado, Judas, jugo de regaliz, krrtchmvrtz, ku-klux-klan, ladrón, ladrón de niños, lechuguino, lepidóptero, lobo come-niños, loco, logaritmo, lorito, loro feo, macaco, macrocéfalo, majadero, mala peste, mala semilla, mamarracho, mameluco, marinero de agua dulce, marmota, mataperros, matón, medio loco, megaciclo, megalómano, mejillón relleno, mequetrefe, mentiroso de órdago, mercader de alfombras, mercado negro, mercantilista, merengue, merino, merluzo, miedoso, miserable, mocoso, momia, monigote, mono, morucho, moscardón, mrkrpxzkrmtfrz, mujik, Mussolini de carnaval, naufragador, negrero, nictálope, niña pantera, nuez de coco, oficleido, oricterópodo, ornitorrinco, oso mal peinado, ostrogodo, pacta-con-todos, paleto, palurdo, palurdo de los Cárpatos, paniaguado, papanatas, papú, papú de mil diablos, paranoico, parásito, patagón, patata, payaso, pchkraaprut, piel roja, pies descalzos, pirata, pirata de carnaval, pirata del cielo, pirómano, polígrafo, porquería de aparato tragaperras, proyectil teledirigido, ratón, rapaz, renegado, reptil, residuo de ectoplasma, ridículo, rizópodo, rocambole, sajú, saltimbanqui, salvaje, sapo, sátrapa, sietemesino con salsa tártara, sinvergüenza, tecnócrata, terrorista, tonto de capirote, torturador, tozudo, traficante en carne humana, traidor, tramposo, troglodita, trrkhkraah, vampiro, vándalo, vegetariano, vendedor de alfombras, vendedor de guano, víbora, visigodo, viviseccionista, zapoteca, zapoteca de truenos y rayos, zopenco, zuavo, zulú.

Muchos de los “insultos” son palabras que Haddock usa de manera peyorativa simplemente por su carácter cacofónico o polisilábico. Todo ello sugiere un aparente caso grave de Tourette, algo que lo hace más creíble aún como personaje.

Yo, en cambio, prefiero considerarlo un verdadero artista del insulto.

Limpiando problemas

mayo 24, 2007

Hace unos meses descubrí esta canción al final del tercer episodio de Lost. El cantante es Joe Purdy, joven trovador americano de música folk.

Purdy, quien está en tour constantamente, ha ido ganando notoriedad por la participación de sus canciones en series televisivas. Además de Lost, sus canciones fueron también usadas en Grey´s Anatomy y House M.D.

Wash Away

I got troubles oh, but not today
Cause they’re gonna wash away
They’re gonna wash away
And I have sins Lord, but not today
Cause they’re gonna wash away
They’re gonna wash away

And I had friends oh, but not today
Cause they’re done washed away
They’re done washed away

And oh, I’ve been cryin’
And oh, I’ve been cryin’
And oh, no more cryin’
No, no more cryin’ here

We get along Lord, but not today
Cause we gonna wash away
We gonna wash away

And I got troubles oh, but not today
Cause they gonna wash away

Por Joe Purdy.

Running Back

mayo 23, 2007

Una de mis canciones favoritas, Running Back de Thin Lizzy. El final “oh mamamamamamamamamamá, oh tralalalalalalalalalalalalá, oh nananananao” es para cantarlo con la alegría de haber recuperado -para siempre- lo que alguna vez se perdió.

Running Back 

I’m a fool now that it’s over
Can you guess my name?
I make my money singing songs about you
It’s my claim to fame

When they say it’s over
It’s not all over, there’s still the pain

I’d come running
I’d come running back to you again
Oh I’d come running
I’d come running back to you again

If I said I was sorry
Would you still leave me?
I never thought you’d go ‘till you did
Believe me

When they say it’s over
It’s not all over completely

‘Cause I’d come running
I’d come running back to you again
Yes I’d come running
I’d come running back to you again

I miss that girl

The show is over
and we must all go home
Just leave me by myself
I’ll be alright here on my own

If it’s all over, it’s all over
And I’m all alone

And I’d come running
I’d come running back to you again
Don’t you know I’d come running
I’d come running back to you again

Por Thin Lizzy.

Paseando con Marjane

mayo 23, 2007

persepolis.jpg

Hace unos días, una persona muy especial me prestó cuatro libros que hoy considero de lectura obligatoria por su valor humano y relación con nuestra realidad. Se trata de la serie Persépolis de Marjane Satrapi, escritora iraní que luego de estudiar Bellas Artes y vivir en Viena y París, decide incursionar en la narrativa a través del comic.

Persépolis es la historia real -y muy cruda por cierto- de cómo “Marji” de diez años vive el fin a cincuenta años de reinado del Sháh de Persia para comenzar a ser testigo del régimen fundamentalista de una república islámica. La historia habla de su vida burguesa en época del Sháh, de su buena educación familiar y académica, de Marx y Bakunin, de las invasiones que sufrieron a lo largo de su historia, del fundamentalismo islámico, de la constante represión a la mujer, de los velos negros que debían usar sobre la cabeza, de torturas y desaparecidos, de la Guerra con Iraq, de muerte, mucha muerte.

Evidentemente no es una obra para niños, pero al leerla recordé con imaginación e inquietud infantil la época que vivimos en Perú entre mediados de los ochenta y principios de los noventa. Hasta hoy tengo muchas preguntas sin respuesta. Por eso, haber vivido la represión que nos impuso el terrorismo – en términos de seguridad- y sentido los miradas extranjeras estereotipantes son cosas que me acercaron mucho a la visión de Satrapi. El paseo por esta serie (la versión en español es de Editorial Norma) ayuda a entender que no importa lo rico en historia o recursos que pueda ser un país, igual todo se puede echar a perder con ideas radicales o mera estupidez fundamentalista.

Y eso nunca hay que olvidarlo.

Voyage fantastique (Parte I)

mayo 22, 2007

ritalin.jpg

Siempre he pensado que los más inteligentes tienen cierta capacidad de desatención con respecto a lo cotidiano, las rutinas, la bulla de la calle, las conversaciones de ascensor, el tráfico, la gente caminando, las colas de los cines. Estas personas tienen además un don especial, otra capacidad innata asociada a la poca atención hacia detalles minusiosos -esos que tienen mucha relevancia para un profesor de primaria afanado en mostrar cómo se conjugan los verbos o para un padre enseñando a su hijo cómo construir un rompecabezas-: volar con la mente. Lamentablemente no todos somos tan normales, es por eso que los más inteligentes no entienden lo cotidiano como la mayoría y logran un nivel de enfoque diferente, alejándose de la “simple” realidad con pensamientos más estimulantes.

Cuatro de cada cien niños sufren de un desorden de desarrollo llamado Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o ADD, por sus siglas en inglés. La explicación científica se asocia a una deficiente acción reguladora de ciertos neurotransmisores de carácter adrenérgico y a la serotonina, controlador de los impulsos. La explicación práctica tiene mucha relación con mi postulado sobre la gente más inteligente. De alguna manera, los niños con TDAH logran desarrollar niveles de creatividad superlativa que a mi entender resulta de su capacidad de desatención, para luego enfocarse en lo que realmente les interesa, en el campo mental donde se sienten más cómodos. Volando con libertad. Aún siendo ese campo la nada misma, es donde sus mentes pueden lograr en ellos un nivel de paz que el cerebro del común mortal no podría en situaciones normales.

Dos de mis sobrinos tienen TDAH, y ambos son muy inteligentes en diversos campos. A uno le gustan mucho los cursos de letras, escribe muy bien en inglés y castellano. El segundo de ellos es muy bueno en matemáticas y con la guitarra del Playstation (tiene una habilidad manual extraordinaria). De muy niños, recuerdo al primero como muy hiperactivo y al segundo como el que se sentaba en las esquinas mirando hacia la pared sin hacer nada más que mirar la pared. Hoy ambos son niños Ritalin.

Ritalin es un psicoestimulante prescrito para el tratamiento de niños con TDAH. Explicaciones científicas al margen, lo que recuerdo de mis sobrinos luego de usar este producto es una impresionante capacidad de enfoque en sus responsabilidades cotidianas, especialmente en tareas de colegio o preparación para exámenes. El efecto dura unas cuatro horas y es realmente sorprendente (aunque ahora hay una variante que dura ocho horas).

Albert Einstein, Kurt Cobain, Leonardo da Vinci, Thomas Edison, y muchos otros genios tuvieron TDAH. ¿Será esto suficiente como para pensar en una correlación entre una inteligencia superior y el transtorno en mención? Quien sabe. Lo cierto es que tanto ellos como mis sobrinos tienen en común el poder desprenderse de la realidad aburrida y enfocarse en lo que verdaderamente llama su atención. Llegó el Ritalin y el enfoque fue aún mayor, con la limitación de capitalizar el efecto en cumplir con exigencias del día a día y no necesariamente en lo que dictaba su creatividad, algo que quizá tornaba la situación un tanto aburrida (quizá digo).

Hace unos días conseguí dos pastillas de Ritalin (algo muy difícil por cierto, se necesita un permiso especial). Después de pensarlo bien, he decidido probarlas -junto con una lindísima cómplice- para descubrir los secretos de ese superpoder de enfoque mental. Esta vez no habrá límites ni responsabilidades porque sencillamente quiero sentir por unos instantes la misma libertad de pensamiento que tuvieron Da Vinci o Einstein. Que fluya la creatividad.