La gran historia del 2007

marzo 1, 2007

latte.jpg

Hoy, después de largas noches y agotadoras sesiones de edición, envié mi cuento al concurso “2007 Palabras”, organizado por Starbucks y Z-Bookstore. Considerando que es mi primer concurso de narrativa, mi expectativa es parecida a cuando esperé el resultado de mi exámen de ingreso a la universidad.

Espero algo bueno. Y no es necesariamente por los cafés que me tomé en Starbucks los dos últimos sábados sentado con mi laptop y varios libros de referencia. ¿Alguna vez se quedaron dormidos rodeados de papeles y notas a la mano en un Starbucks? Y es que el latte de Starbucks no sólo me despierta, más que nada me inspira.

Decir que no me importa ganar sería mentir. Sin embargo, más que eso quiero mejorar. Crecer en mi narrativa.

Como las bases del concurso no permiten que publique mi cuento (y como entenderán no quiero ser descalificado), los mantendré al tanto y cuando sepa los resultados, lo publicaré de todos modos.

Me comeré las uñas todo un mes.

Anuncios

14 comentarios to “La gran historia del 2007”

  1. mediodiablo Says:

    Busca Cartas a un Novelistas, de Vargas Llosa, si es que no las tienes ya. Creo que ya no la editan, así que tal vez tengas que comprar una edición pirata. Piensa en el catoblepas. Lee el “querido y remoto muchacho”, de Ernesto Sabato (en Abbadón El Exterminador).

    “El escritor siente íntimamente que escribir es lo mejor que le ha pasado y puede pasarle, pues escribir significa para él la mejor manera posible de vivir” (MVLL)

    Suerte con el concurso.

  2. Acitsonga Says:

    Mis mejores deseos para ti y tú cuento. Relájate un poco y no comas ansias que los concursos no siempre son el mejor termómetro para medir la creatividad y el talento.
    Felicitaciones desde ya por la constancia y el empeño que le pones a lo que escribes, tu marca personal se ha hecho inconfundible.
    ¡Buena suerte!

  3. darling Says:

    Pues, mucha suerte darling!

  4. Jimena Says:

    Suerte en el concurso, y que bueno que participes.


  5. bien ahi tio alquimista, pero recuerda que ganando un concurso no significa que seas mejor escritor… pero es una buena referencia. Ademas tu prosa ya esta en algo, palabra que si

  6. Chalo Says:

    Pucha, me hiciste recordar que se me pasó el plazo. Caray. Y el cuento no prospera y creo yo que mejor estaría en la papelera de reciclaje pero no sé por que sigo porfiando con esa historia.

    A este paso se me van a pasar varios concursos mas.

    Ojala te vaya bien.

  7. jclicious Says:

    mucha suerte entonces!

  8. Alquimista Says:

    Mediodiablo: gracias por las recomendaciones. “Cartas…” es casi un libro de cabecera para mí. Casi me siento un catoblepas. El de Sábato aún no lo leo, pero voy a comprarlo.

    Mi post “¡El bebé tiene un problema!” explica un poco la etapa en la que estoy.

    Acitsonga: mil gracias por las palabras. De acuerdo con que los concursos no siempre son el mejor termómetro, pero lo hago esta vez sólo por ganar experiencia.

    Gracias también por lo de mi marca personal. Esas palabras son las que me animan a seguir en esto.

    Darling: no defraudaré. Muchísimas gracias.

    Jimena: y no será el primero. Se agradece.

    Imberbe: es muy cierto, pero los concursos ayudan a ganar experiencia en esas lides. Me aparece una tremenda sonrisa al leer que mi prosa al menos algo te gusta. Grazie!

    Chalo: bueno, cuando quieras podemos intercambiar opiniones. Es una buena forma de mejorar. Muchas gracias.

    jclicious: con que tenga un poco, suficiente. La necesitará. Gracias!

  9. Greta Espejo Says:

    Es gracioso aquel cuadro (libros, anteojos y laptop) de individuos reunidos con un único objetivo: ser el escritor Starbucks y que todos lo vean….Suerte en el concurso. (Suerte, líbranos de las poses. Literatura, ¿estas realmente ahí?)

  10. Alquimista Says:

    Greta Espejo: muy buena descripción de la escena. Me la imagino perfectamente en algun Starbucks o Barnes & Noble de Georgetown o Manhattan.

    Yo voy a Starbucks los domingos de verano a las 10 am, cuando literalmente sólo están los que atienden. Felizmente.

  11. Greta Espejo Says:

    Efectivamente, mi descripción es producto de una observación al paso, cuando a la más adolescente y fascinada de mis hermanas se le ocurre pasearse por Lima con un café Starbucks entre las manos. En su texto, “La gran historia del 2007”, usted afirmaba haberse tomado un café “los dos últimos SÁBADOS” con su “laptop y varios libros de referencia”, cabe mencionar que los sábados dicho establecimiento ha de estar saturado de alquimistas de letras. Disculpe cualquier molestia, Alquimista, soy una lectora muy atenta.

  12. Alquimista Says:

    Greta Espejo: muy cierto. Veo que es una muy atenta lectora. En realidad puedo ir un sábado o domingo de verano; no tengo preferencia alguna. Eso porque en ambos casos el local está casi vacío.


  13. La noche entraba por su ventana, por sus ojos y se sentía el más feliz de los hombres por poder ser parte de ella. Luego, con temblorosa mano, escribía sus impresiones sobre un sucio trozo de papel. «las horas, decía, son fantasmas tristes que se desgranan del Gran Tiempo. Yo también me desgrano con ellos, porque al amanecer, todo habrá terminado para mi».
    Cuando el Sol volvió a reclamar su dominio, muy temprano un par dehombres le sacaron de su celda y le condujeron al infinito. Aquella mañana medio mundo fue testigo de su partida; medio mundo vio morir a Sadam Husseín.


  14. Vaya y en que quedo el concurso… me pasaron el dato, pero pasaba por una etapa de improductividad espeluznante…

    Slaudos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: