El varietal de un recuerdo

febrero 23, 2007

pupitre.jpg

Oler me trae muchos recuerdos. Perder el sentido del olfato -parcial o totalmente- sería para mí como sufrir de amnesia.

Hace unos días me regalaron una agenda con páginas hechas de una especie de cartón ultra delgado. Como de papel periódico. Mi reacción casi inmediata (y rara) frente a cualquier libro o afines es catar sus páginas.

Primero el olor, luego el contenido. Los efluvios de recuerdos se desprenden casi de inmediato. Primarios y secundarios.

Sentado en mi carpeta. Dos lapiceros -uno rojo y otro azul-, un lápiz mordido y un borrador gastado por un lado. Mi uniforme único escolar sucio a la altura de las rodillas. Sobre la mesa un exámen en papel tipo periódico. No puedo voltear al lado, todos estamos con la cabeza sobre las preguntas. Dentro de mi maletín de cuero negro libros y cuadernos envueltos en vinifán. Quisiera sacar algo más que la regla de plástico transparente que veo al fondo, al lado de restos de lapiz tajado y pedacitos cónicos de puntas de carboncillo. Me vence la mirada del profesor sentado con el periódico sobre el escritorio y los ojos sobre las cuatro paredes.

Aromas característicos: una mañana de invierno limeño (¿un ligero matiz a mar?), forro plástico, carboncillo sobre hule azulgrana, etiquetas autoadhesivas, cuero húmedo. El varietal sin embargo, el ganador: papel tipo periódico con letra stencil.

Es la denominación de origen de mi época escolar. 

Anuncios

8 comentarios to “El varietal de un recuerdo”

  1. DarKarL Says:

    Aquella época de la vida escolar
    cuando la mayor preocupación era la nota
    y donde tu imaginación hacías volar
    para inventarte cualquier palabrota

    Recuerdos de tanta travesura
    haciendo que el pupitre se rompa o la mota se pierda
    donde lo extraviado aparecía en la basura
    y el director nos mandaba a la mierda

  2. Acitsonga Says:

    Extraño el olor de Lima en las noches de verano… jazmín y brisa de mar.

  3. Alquimista Says:

    Exacto!

    Pero por qué extrañas? no estas en Lima?

  4. jclicious Says:

    El olor de asfalto mojado de la primera lluvia de temporada es inconfundible al de otras lluvias. 🙂

  5. Alquimista Says:

    jclicious: qué buena descripción del olor ese: a “asfalto mojado”. Inmediatamente me trajo a la memoria esas mañanas rumbo al colegio o los recreos en invierno.

  6. Ana C. Says:

    Muy linda tu descripción de los olores de tu época de colegial. Los recuerdos que nos trae el olfato son, de lejos, los que más nos conmueven.

  7. Chian Says:

    Olores, olores… por algo soy Le Chian… creo que en mi vida anterior si que fuí un perro… tengo el olfato muy desarrollado y me encanta disfrutar de algunos olores y que la verdad hay muchos que me traen muy gratos recuerdos….

  8. Alquimista Says:

    Ana C: el olfato -al menos en mi caso- es una suerte de memoria paralela, no transporta a sensaciones pasadas y muchas imágenes asociadas.

    Chian: jajaja!!! Le chien. Muy bueno.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: